FRÍO Y CALOR

En este post despejaremos las dudas respecto a cuando aplicar frío y calor según la lesión producida.

Efectos de frío y calor

Al aplicarnos frío aparecen los siguientes efectos:
Vasoconstricción (el diámetro de las arterias y venas reducen y eso implica que se disminuya la inflamación de la zona)
Proceso analgésico (ausencia de dolor)
Menor aporte sanguíneo
Contractibilidad
Aumento de la presión arterial

Al aplicarnos calor aparecen los siguientes efectos:
Vasodilatación (Dilatación de las venas y ayuda a que la sangre drene en la zonas inflamatoria e irritante que causa nuestra molestia)
Analgesia
Mayor aporte sanguíneo
Soportar mejor el dolor ( Aumento del umbral del dolor)
Bajada de la presión arterial

Uso del frío y calor

Para procesos agudos y de aparición traumática el uso del frío es la mejor opción. Ejemplos claros son los esguinces, golpes, y torceduras.
Cuando se producen estas desagradables situaciones hay que aplicar frío en la zona afectada unas 4-5 veces al día y 10-15 minutos de duración durante las primeras 24-48 horas.
Si tenemos pequeñas molestias en nuestro entrenamiento deportivofriocalor también es ideal usar el frío al acabar la actividad para tener una mejor recuperación y bajar la irritación e inflamación en la zona afectada.
Una bolsa de hielo o una bolsa de gel congelada de frío&calor son las mejores opciones. También podremos usar una bolsa de guisantes.

Para procesos constantes, recurrentes y tenemos una lesión crónica usaremos el calor.
Antes de empezar la actividad también nos puede ir bien aunque yo prefiero calentar los músculos con estiramientos dinámicos.
Cuando tenemos dolores de espalda siempre tenemos que ponernos calor, excepto si se ha producido por un golpe al momento (inciso: hay que ser precavido ya que si abusamos de hielo en la espalda lo único que podemos conseguir es generar más tensión y tenerla más contracturada).
El uso del calor debe ser de unos 20-25 minutos.
Como opciones para producir calor, la bolsa de gel frío&calor calentada en el microondas o una manta eléctrica son las mejores.

Uso en exceso

Si no respetamos los tiempos del uso de frío y calor podemos tener causas contrarias y perjudiciales. La piel se nos puede irritar más y tener quemaduras ya usemos frío o calor. Vigilad con la manta eléctrica, ya que su uso excesivo produce sueño y por consecuencia quemarnos en la zona afectada.

Así que…¡no os durmáis y la dejéis encendida toda la noche!

Descuento 20% y registro THE PROTEINWORKS con ELYFIT aquí 👉 http://goo.gl/o4MnxJ

TPW ES blanco 728x90

Compartir